Explosión de luz y color para despedir a la Pilarica!

Como cada año, los zaragozanos, viajeros y visitantes que han decidido pasar las Fiestas del Pilar en Zaragoza, nos reuniremos en torno al río Ebro, por sus puentes, sus orillas y riberas… para despedir y anunciar el fin de Fiestas de la Virgen del Pilar.

El arte de los fuegos artificiales al que se denomina pirotecnia, viene de muy antiguo.

Los pueblos chinos, indios y egipcios en la época antigua eran muy dados a amenizar sus fiestas con fuegos artificiales y utilizaban sales de sodio para darles color. Estos trasmitieron esta afición a los griegos y a los romanos de los que se han encontrado escritos que relatan esta manera de festejar sus festividades. Hay un momento alrededor del siglo IV en el que esta tradición se pierde, pero gracias a los chinos y a su descubrimiento…la pólvora resurge hacia el siglo XII.

Esta fabricación de estrellas, colores y cohetes de diferentes formas que son los fuegos artificiales lo introducen en España los árabes que han mantenido la tradición y en el siglo XIII dejan escritos las fórmulas para prepararlos.

En Aragón, hay muchos relatos de cientos de reyes que se refieren a la celebración de las fiestas con fuegos artificiales, y de la mano de los aragoneses recuperan la tradición a Italia. Al principio son de un solo color, pero poco a poco se van introduciendo gracias a adelantos químicos los colores vivos con los que hoy en día nos deleitamos.

Así pues todos los años en Zaragoza para las Fiestas del Pilar  (además de en otras muchas festividades) los fuegos artificiales son protagonistas en varias zonas de la ciudad, y principalmente el último día de las fiestas como cierre final.

Tras la última traca vienen los aplausos… la gente deja de mirar al cielo y Zaragoza vuelve a su rutina diaria… hasta el próximo año que vuelve el color , la diversión y el ajetreo de nuevo a nuestra ciudad!!!

                                                                                                                                                                                                                                                   Foto: wikipedia/heraldo.es