El monasterio de las reinas aragonesas….Santa María de Sigena!!!. Monasterios de Aragón III

Nuestro viaje de hoy es al Monasterio de Santa María de Sigena en la localidad de Villanueva de Sigena en Huesca (Aragón).

Monasterio de Santa María de Sigena en Huesca (Aragón)

Aunque la leyenda cuenta que fue la propia Virgen de la ermita de Sigena la que eligió personalmente este lugar por las numerosas veces que la imagen desapareció de la iglesia para aparecer en el valle, este monasterio se fundó para alojar a unas religiosas de la Orden de San Juan de Jerusalén. A este grupo muy pronto se le unirían algunas mujeres que provenían de la nobleza de Aragón y crearon una comunidad religiosa muy jerarquizada dónde en primer orden estaban las “dueñas” del monasterio que eran las religiosas pertenecientes a poderosas familias aragonesas y manejaban todo en el convento, en segundo lugar estaban las monjas de clausura y por último las monjas que se ocupaban del servicio de la comunidad.

Junto a este monasterio se construyó otro de monjes con los que las primeras monjas compartían formas y estilos de vida religiosos muy similares.

En el s. XIV Santa María de Sigena llegó a acoger a más de cien “dueñas” (pertenecientes a las familias más poderosas de Aragón) con muchísimas sirvientas y jóvenes a las que educaban . Cada una de estas mujeres tenía su propia casa y se tuvo que ampliar el monasterio. Los buenos tiempos para el Monasterio de Santa María de Sigena terminaron con la Guerra de la Independencia y la Desamortización que terminaron con con la mayoría de los bienes del convento y tuvo que ser subastado. Años más tarde se volvería a ocupar para reconstruirlo al cien por cien hasta que en la Guerra Civil un gran incendio lo reduce a ruinas. Las religiosas se empeñaron en levantarlo una vez más y vivieron entre sus muros unos cincuenta años más.

Hace pocos años, una comunidad de religiosas (de la Orden de S. Bruno) lo ocuparon de nuevo y hoy en día se está restaurando para devolver al monasterio su aspecto original ya que del antiguo convento medieval quedan el templo románico.

Portada del Monasterio de Santa María de Sigena en Huesca

Lo que llama la atención de este Monasterio es la portada que sobresale ligeramente dela fachada.De estilo románico  posee catorce arquivoltas. Los arcos se apoyan sobre columnas y capiteles sin ornamentación. En el crucero se levanta una sólida torre cuadrangular y en el interior persiste la escalera de caracol original que servía para acceder a la azotea. El interior del templo corresponde al más puro estilo románico (planta de cruz latina con una nave rematada en tres capillas absidiales, cubiertos por una bóveda de cañón). En la capilla mayor podemos observar restos de pinturas en sus muros que sorprenden por su finura en  el dibujo.

Claustro de Santa María de Sigena (Huesca)

 

La entrada al monasterio se encontraba en la zona norte del conjunto monástico y en su interior podíamos encontrar el claustro que hoy en día se conserva  una de las naves. Alrededor de este claustro están las demás dependencias: dormitorios de las monjas, cocina, refectorio, locutorio y la sala capitular que hoy en día está en ruinas y fue la habitación más notable de Santa María de Sigena, un espacio de 16 metros con cinco arcos apuntados que sostenían la techumbre.

 

 

OS ANIMO A QUE SEÁIS NOBLES DE ARAGÓN Y OS TRANSPORTÉIS A LA ÉPOCA MEDIEVAL VISITANDO ESTE MARAVILLOSO MONASTERIO!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *