Una villa de leyenda y arte…Maella!!

Maella

Una visita a la mano del Matarraña en la localidad de Zaragoza donde nació el escultor Pablo Gargallo….. Maella!! viene del término catalán “Mà d´ella” que significa en castellano “Mano de ella”.

Cuenta la leyenda que en el castillo de Maella vivía un Señor feudal que abusaba de su poder. En una revuelta cogió al cabecilla y lo toruró. Su prometida acudió al castillo a pedir clemencia y el Señor de la zona prendado por su belleza decidió pedir la mano de la joven a cambio de la vida de su prometido. La doncella no se lo pensó y se cortó la mano izquierda y se la entregó en una bandeja de plata. El Señor impresionado por el sacrificio de la joven le concedió la libertad al cabecilla de los rebeldes.

Os presento una ruta para conocer la ciudad de Maella que parece dividirse en dos: su casco antiguo con el castillo (que fue morada de Los Reyes de Aragón, el escritor francés Chateaubriand, Pignatelli o el Conde de Aranda) y las murallas. La parte moderna que desciende hacia la carretera.

Castillos y murallas de Maella

A Pablo Gargallo, el escultor maellano que dió a España una nueva concepción de la escultura se le dedica una calle en la que nos saluda una de sus obras .”Hombre joven en la playa”. Mas adelante llegaréis a la Glorieta donde se celebran todos los actos  principales y detrás la iglesia de Santa María de Jesús. Al otro lado del río se sitúa la plaza de toros en un hueco natural del terreno. Esta plaza es la única construida en piedra en la comarca bajoaragonesa.

Desde la plaza de Cristo Rey arrancan las murallas de la Virgen del Pilar y la calle Mayor con sus rosales y adelfas. Más abajo la plaza de España donde se puede ver la torre y su reloj (actual torre del Ayuntamiento).

No hay que perderse la casa natal de Pablo Gargallo , acoge cuatro esculturas suyas y el boceto original de “Muchacho desnudo en la playa”. También cuenta con publicaciones sobre Gargallo y obras de otros autores que han expuesto en esta casa-museo como Hermenegildo Estevan y Joaquín Hernández también maellanos.

Casa Natal de Pablo Gargallo en Maella

En los alrededores de Maella , en ruta hacia Fabara podéis visitar el monasterio trapense de Santa Susana, que alberga los restos de la virgen que sufrió martirio durante la invasión de los árabes. También podéis hacer un alto en el camino seis kilómetros antes de llegar para contemplar Casa Girona, un antiguo palacio que hoy en día es un centro social de un coto de caza. Cuando superas el puerto de Portalet se ofrece unas excepcionales vistas panorámicas de Maella!!

Monasterio de Santa Susana en los alrededores de Maella

 

El monasterio de las reinas aragonesas….Santa María de Sigena!!!. Monasterios de Aragón III

Nuestro viaje de hoy es al Monasterio de Santa María de Sigena en la localidad de Villanueva de Sigena en Huesca (Aragón).

Monasterio de Santa María de Sigena en Huesca (Aragón)

Aunque la leyenda cuenta que fue la propia Virgen de la ermita de Sigena la que eligió personalmente este lugar por las numerosas veces que la imagen desapareció de la iglesia para aparecer en el valle, este monasterio se fundó para alojar a unas religiosas de la Orden de San Juan de Jerusalén. A este grupo muy pronto se le unirían algunas mujeres que provenían de la nobleza de Aragón y crearon una comunidad religiosa muy jerarquizada dónde en primer orden estaban las “dueñas” del monasterio que eran las religiosas pertenecientes a poderosas familias aragonesas y manejaban todo en el convento, en segundo lugar estaban las monjas de clausura y por último las monjas que se ocupaban del servicio de la comunidad.

Junto a este monasterio se construyó otro de monjes con los que las primeras monjas compartían formas y estilos de vida religiosos muy similares.

En el s. XIV Santa María de Sigena llegó a acoger a más de cien “dueñas” (pertenecientes a las familias más poderosas de Aragón) con muchísimas sirvientas y jóvenes a las que educaban . Cada una de estas mujeres tenía su propia casa y se tuvo que ampliar el monasterio. Los buenos tiempos para el Monasterio de Santa María de Sigena terminaron con la Guerra de la Independencia y la Desamortización que terminaron con con la mayoría de los bienes del convento y tuvo que ser subastado. Años más tarde se volvería a ocupar para reconstruirlo al cien por cien hasta que en la Guerra Civil un gran incendio lo reduce a ruinas. Las religiosas se empeñaron en levantarlo una vez más y vivieron entre sus muros unos cincuenta años más.

Hace pocos años, una comunidad de religiosas (de la Orden de S. Bruno) lo ocuparon de nuevo y hoy en día se está restaurando para devolver al monasterio su aspecto original ya que del antiguo convento medieval quedan el templo románico.

Portada del Monasterio de Santa María de Sigena en Huesca

Lo que llama la atención de este Monasterio es la portada que sobresale ligeramente dela fachada.De estilo románico  posee catorce arquivoltas. Los arcos se apoyan sobre columnas y capiteles sin ornamentación. En el crucero se levanta una sólida torre cuadrangular y en el interior persiste la escalera de caracol original que servía para acceder a la azotea. El interior del templo corresponde al más puro estilo románico (planta de cruz latina con una nave rematada en tres capillas absidiales, cubiertos por una bóveda de cañón). En la capilla mayor podemos observar restos de pinturas en sus muros que sorprenden por su finura en  el dibujo.

Claustro de Santa María de Sigena (Huesca)

 

La entrada al monasterio se encontraba en la zona norte del conjunto monástico y en su interior podíamos encontrar el claustro que hoy en día se conserva  una de las naves. Alrededor de este claustro están las demás dependencias: dormitorios de las monjas, cocina, refectorio, locutorio y la sala capitular que hoy en día está en ruinas y fue la habitación más notable de Santa María de Sigena, un espacio de 16 metros con cinco arcos apuntados que sostenían la techumbre.

 

 

OS ANIMO A QUE SEÁIS NOBLES DE ARAGÓN Y OS TRANSPORTÉIS A LA ÉPOCA MEDIEVAL VISITANDO ESTE MARAVILLOSO MONASTERIO!!!

 

Monasterios de Aragón II

Siguiendo con nuestra ruta por los Monasterios de Aragón, llegamos a Huesca... a un antiguo refugio de ermitaños que hoy en día es uno de nuestros tesoros…. El Monasterio de San Juan de la Peña!!! .

Monasterio de San Juan de la Peña en Huesca (Aragón)

Circulan dos leyendas en torno a su fundación. San Juan salvó de una muerte segura por un accidente de caballo a un noble zaragozano, este noble al caer del caballo encontró una cueva con un pequeño altar dedicado a S. Juan Bautista donde se retiró a hacer vida de eremita. Otra historia cuenta  que unos cristianos huyendo de los musulmanes se refugiaron en este lugar y decidieron amurallarlo para defenderse. Se puede ver este origen de refugio de ermitaños en la aridez y soledad del lugar donde se encuentra enclavado. Hoy en día un espacio natural protegido.

El Monasterio de San Juan de la Peña enclavado en la propia roca de la montaña, comprende dos monasterios, el primero y más antiguo es el monasterio bajo que comprende construcciones del s. X y XII de acuerdo con las necesidades del convento en aquella época. El monasterio alto data del siglo XVII.

En el monasterio viejo,lo primero que se ve al entrar es la Sala de Concilio (dormitorio monacal) dividida en cuatro tramos cuya iluminación se consigue por varias aspilleras (aberturas largas y estrechas) abiertas en el muro. De aquí se pasa a la parte más antigua del monasterio, la Iglesia mozárabe del s. X. Subiendo por la escalera se accede al panteón de nobles y a la derecha la vivienda del abad, celdas, cocina, refectorio, las dependencias propias de la vida monástica.

Puerta mozárabe que da acceso al claustro del Monasterio

En el nivel superior os encontraréis con la Iglesia románica. Junto esta se accede por una puerta mozárabe al claustro, la parte más interesante y bonita del Monasterio, que tiene la roca como cubierta. Formado por arquearías de medio punto que descansan sobre columnas con capiteles que por sus esculturas vienen turistas de todo el mundo a visitar el Monasterio con reconocida fama mundial!!. San Juan de la Peña está relacionado con la leyenda del Santo Grial, y se piensa que estuvo ubicado durante mucho tiempo la reliquia allí.

Esculturas de los capiteles de San Juan de la Peña en Huesca

En 1965 tuvo lugar un incendio tras el que se decidió construir un monasterio nuevo en una espléndida pradera… El Llano de San Indalecio. Este otro edificio es de madera y ladrillo cuenta con las dependencias típicas , las celdas, la cocina, casa del prior y abad (hoy día hospedería), refectorio y con lo más interesante que es la Iglesia barroca, que alberga el Centro de Interpretación del Reino de Aragón que nos enseña mediante un audiovisual la Corona y el Reino de Aragón. Al lado de este monasterio  el Centro de Interpretación de la Naturaleza de San Juan de la Peña os enseñará toda la información del entorno que es un espacio protegido precioso.

Monasterio nuevo de San Juan de la Peña en Huesca

Los alrededores de donde se ubicada el Monasterio de San Juan de la Peña son únicos ,con grandes masas forestales y el monte Oroel y la peña de la que le viene el nombre. Gracias a la situación tan fantástica que tiene podéis visitar dos miradores. El Balcón de los Pirineos y el Mirador de San Voto desde los que podréis ver un paisaje sorprendente. Incluso paseando por varios senderos de bosque llegaréis a diversas ermitas.

Para comer por allí, os propongo  la Hospedería (ubicada en el monasterio nuevo)  o si hace buen tiempo aprovechar el merendero que hay en la pradera de El Llano de San Indalecio, que está muy preparado y es bastante grande.

 


 

Monasterios de Aragón I

Por petición de un fiel y “magnífico” seguidor … vamos a realizar una ruta por todos los Monasterios y Castillos de Aragón!! Iremos viajando por capítulos  para que no se haga muy extenso y aunque  empezaremos nuestra  ruta por los Monasterios de Aragón, también mencionaremos otros muchos de España, intentando hacer una descripción lo más detallada posible sobre alguno de estos lugares de recogimiento y oración.

Detrás de los muros de los Monasterios sobretodo los construidos dentro de las ciudades había grandes jardines y huertos ya que la vida en el Monasterio siempre era interior, se abrían pequeñas ventanas al exterior que incluso solían cubrirse con celosías. Cuando se construía en el exterior de las ciudades, ya no hacía falta el mismo grado de privacidad, la vida se volcaba hacia el exterior y se abrían grandes ventanales en los muros e incluso en alguna ocasión hasta terrazas, aunque eso sí!! el Monasterio se rodeaba de una muralla protectora que en algunos casos era con torreones defensivos o almenas.

Monasterio de Piedra en Zaragoza

En medio de un sorprendente Parque Natural en la localidad de Nuévalos en Zaragoza y con el río Piedra que ha modelado rocas formando lagos y cascadas, un grupo de monjes cistercienses fundaron un monasterio en tierras aragonesas…. EL MONASTERIO DE PIEDRA!!. El claustro y las dependencias monacales se levantaron en el s. XVI pero con la desamortización en el s.XIX, los monjes tuvieron que abandonar el monasterio y nunca más volvieron a habitar en él.Una de las construcciones más interesantes del monasterio es el claustro gótico, con sus cuatro galerías cubiertas por sencillas bóvedas. Las galerías se abren al patio por medio de arcos apuntados. Alrededor de este claustro se configuran las otras dependencias del monasterio.

Torre Monasterio de Piedra en Zaragoza

 

En la actualidad es un establecimiento hotelero donde poder disfrutar de un entorno único. Dentro del monasterio podemos visitar además de las dependencias cistercienses, dos museos muy interesantes (el  museo del vino y el museo de carruajes) y una exposición de la historia del chocolate. La entrada para ver  el Monasterio de Piedra es bastante económica y merece la pena  pasar alguna noche en su hotel-abadía donde  puedes encontrar alguna oferta muy bien de precio.

Lago del espejo en el Parque Natural del Monasterio de Piedra

Además del monasterio puedes hacer varias rutas por el Parque Natural en el que no te puedes perder el Lago del Espejo que para llegar a él pasarás por la Peña del Diablo o  la espectacular Cola de Caballo, una cascada de 50 m. de altura que esconde una impresionante ruta natural. Es un paseo por frondosos bosques  de dos horas y media aproximadamente donde como dijo la revista inglesa Fraser´s Magazine en 1871 es “una excursión a una de las curiosidades naturales más extraordinarias de Europa”. 

En la parte baja del parque encuentras el Centro de Interpretación de la Fauna Piscícola, donde conocerás mediante audiovisuales la fauna y sistema fluvial. El Parque Natural pertenece a la Red de Espacios protegidos de Aragón, declarado paisaje pintoresco desde 1945

Parque Natural del Monasterio de Piedra en Zaragoza
Cola de Caballo en el Parque Natural del Monasterio de Piedra